Obispo Gilberto

Jueves, 03 de Agosto, 2017

¿Qué necesita para ser la propia bendición?

Mensaje de Fe y Salvación

 

Existen personas que dicen creer en Dios pero viven una vida destruida, ya sea en el ámbito sentimental,  económico y familiar; con un interior lleno de dudas, sin paz, soledad y tristeza. Respecto a ello, el siguiente versículo nos detalla el por qué.  “Y los que viven según la carne no pueden agradar a Dios. Más vosotros no vivís según la carne, sino según el Espíritu, si es que el Espíritu de Dios mora en vosotros. Y si alguno no tiene el Espíritu de Cristo, no es de él”, (Romanos 8:9). Cuando atiende los deseos de la carne, desprecia el valor espiritual,  Pueden hasta creer en Dios y recibir bendiciones, pero no de gran manera que denote la maravilla de Dios en sus vidas, porque no son bendición en sí mismos, ya que no tienen el Espíritu de Cristo, mucho menos lo conocen, y si no conocen a Cristo, todo resulta vano.

Ahora, conociendo la verdad ¿usted desea creer solo en Dios y esperar Sus bendiciones o ser de bendición? Creer no es suficiente para que sea de Dios, es necesario recibir el Espíritu Santo y Él hará que tenga una vida bendecida, transformándolo a usted mismo en alguien de bendición, siendo luz en este mundo y sal en esta tierra, además de darle lo eterno, la salvación de su alma, convirtiéndose en sacerdote de Dios; es decir, el representante de Él con una vida transformada, iniciando por lo más importante, su vida espiritual.