Obispo Gilberto

Jueves, 28 de Setiembre, 2017

Dos señores

Mensaje de Fe y Salvación

 

Dios es omnipotente y omnipresente, Él conoce sus necesidades, sus anhelos y cuáles son sus prioridades en su vida. Al salvador lo podemos definir en una sola palabra, Justicia.

Ahora, si Dios es justicia ¿por qué no se manifiesta en la vida de todas las personas? Al respecto, la Biblia menciona: “Mirad cuál amor nos ha dado el Padre, para que seamos llamados hijos de Dios; por esto el mundo no nos conoce, porque no le conoció a Él”. (Juan 3:1).

En el mundo existen desgracias e injusticias, a esto también lo podemos definir como obras del mal. Es decir, existe dos señores: la Justicia y la injusticia.

La Palabra de Dios es clara, a los hijos de Dios, el mundo no los conoce, pueden vivir en él; sin embargo, jamás vivirán sometidos a sus injusticias, mucho menos a las desgracias que el mundo alberga. Somos libre del elegir a quien debemos servir y cómo queremos vivir.

Estoy seguro de que usted quiere bendición en su vida y en la de su familia; para hacerlo, empiece por identificar a qué señor está sirviendo, porque su vida es el resultado de su señor.

Querido lector, si usted es hijo de Dios ¿por qué aún está prisionero por los vicios, enfermo, con problemas económicos y sentimentales?, examine su vida y se dará cuenta a qué señor ha servido y se ha sometido.

Cambie esta situación de seguir viviendo oprimido. Encuentre justicia en el Altar, tribunal de Dios aquí en la tierra. No sé cual sea el tamaño de su problema, elija a Dios, solo Él juzgará la causa que usted está enfrentando y su vida pasará a ser sinónimo de Justicia.