Agenda Semanal

Martes, 16 de Enero, 2018

Domingo - Concentración de fe y milagros

Transformación de vida

 

Cientos de personas recibieron la bendición traída del Valle de Jaboc, tras el viaje misionero del obispo Gilberto Santana a Israel.

Peleas, celos, infidelidades, rebeldía de los hijos, lisuras, vicios, etc., han generado que en Perú tengamos miles de familias disfuncionales. Pero ¿cómo podemos cambiar esta situación? ¿Cómo podemos recuperar los valores perdidos? ¿Es posible restituir una relación en la que se tratan como enemigos? Para revertir esta situación, el obispo Gilberto Santana trajo la bendición y el cambio de identidad para las familias peruanas, tras su viaje misionero a la tierra santa del Valle de Jaboc, en Israel.

Existe una solución para todos estos problemas que han convertido en un tormento su vida. Y esa solución pasa por entregarnos por completo a Dios, para que sea Él quien dirija todo. Cuando lo hacemos, nuestra familia se vuelve unida, existe respeto, amor, solidaridad, paz, armonía. No dude. Decida abrir la puerta de su vida y de su casa para Aquel que posee la capacidad de cambiar la historia de su existencia. Este domingo a las 9:30 a. m. participe en la reunión de la Concentración de Fe y Milagros de la CCES más cercana a su domicilio, y sea parte de esta transformación.

 

Horario de llegada de 9 a 9:30 a.m. otros horarios 7 a.m. y 6 p.m.

“Tengo una hermosa familia”

La familia de Marleny Sosa sufría mucho por la situación delicada que ella estaba atravesando. Por un lado, padecía de gastritis crónica, y por otra, se estaba separando de su pareja por falta de compresión.

Ante las amistades, Marleny y su pareja aparentaban llevarse bien; aunque en la interna, ambos no podían tolerarse. Sin embargo, esta situación cambió cuando Marleny visitó la CCES por invitación de una amiga. En la iglesia empezó a usar su fe para recuperar su salud y salvar su relación. Luego de un tiempo logró curarse y conservar su matrimonio.

Marleny creyó y no dudó; hoy tiene la familia que siempre quiso, con dos hijos, y un esposo comprensivo.