Perú

Martes, 06 de Febrero, 2018

PBC es una droga

Altamente adictiva

 

Causa diversos problemas de salud. Por ello, es considerada la más peligrosa.

Hasta el 2015, quienes más consumían Pasta Básica de Cocaína (PBC) eran los jóvenes de entre 12 y 29 años. Ahora son los adultos.

Según Milton Rojas, psicólogo del programa Lugar de Escucha de Cedro, esto se debe a la masificación de la marihuana y la aparición de las drogas sintéticas, que han hecho que hoy los jóvenes hayan mudado sus preferencias.

Sobre los adultos que consumen PBC, dice que estos son generalmente adictos que ya tienen años drogándose. Por las sustancias que se usan en la elaboración de la PBC, como la parafina, bencina, y que muchas veces son adulteradas, esta droga es altamente adictiva.

Un estudio de Cedro del 2016 informó que los adictos a esta droga tienen altas probabilidades de sufrir tuberculosis, anemia, taquicardia, vómitos, diarreas, etc. Razón por la cual es considerada una de las más dañinas.

Delincuencia

Datos de la Policía Nacional del 2015 revelan que muchos que se dedican a robar, chantajear y secuestrar lo hacen bajo los efectos de la PBC.

Ernesto Torres, hoy de 42 años, recuerda que durante los 15 años que estuvo sumido en esta droga, varias veces se dedicó a robar casas, carros y hasta bicicletas para poder comprar la PBC.

Según Rojas, el comportamiento delincuencial de estos jóvenes, se debe a un componente particular de esta droga, que genera un prematuro deterioro comportamental, social y familiar.

Por culpa del vicio, Ernesto se peleó con sus padres, perdió su trabajo y, después que se casó, su esposa se alejó de él. A pesar de sentirse solo y de que casi pierde la vida por una sobredosis, no dejaba la droga.

Gracias a un programa de televisión, llegó a la CCES donde participó durante un mes. No pudo vencer la tentación y recayó nuevamente. Siguió drogándose tres años más, hasta que un día nuevamente fue llevado de emergencia.

Cansado de esta vida, Ernesto regresó a la CCES a los 37 años, pero esta vez decidido a dejar la droga.

“La lucha no fue fácil. Me aferré a la fe y logré vencer. Ya llevo cinco años libre de este vicio”, cuenta. (Redacción)

 

Muchos que se dedican a robar, chantajear y secuestrar lo hacen bajo los efectos de la PBC