Obispo Gilberto

Jueves, 15 de Febrero, 2018

Mensaje de fe y salvación

El mayor milagro

 

¿Usted recuerda a Pedro? Él era pescador y vio los muchos milagros que Jesús hizo. Un día, Pedro le dijo a Jesús que no lo negaría, pero Jesús le respondió diciendo: “Pedro, antes que el gallo cante, me habrás negado 3 veces”. La pregunta es: ¿Por qué Pedro negó a Jesús? ¿Existen muchas personas en el mundo que dicen amar a Dios, pero sus actitudes dejan mucho que desear? Estimado lector, usted debe estar pensando en las personas que cada domingo van a una iglesia, pero llevan una vida totalmente destruida. Ellas estafan, matan y son crueles. ¡Sí, es verdad! ¡Ellas existen y están esparcidas en todo el mundo! Pero, ¿por qué Pedro no pudo afirmar su fe delante de las personas? La respuesta es simple: porque no tenía el Espíritu Santo.

Estimado lector, usted puede ver muchos milagros, pero si el mayor de todos no ha ocurrido en su vida, entonces vivir no ha valido la pena. Cuando usted recibe el Espíritu de Dios se convirtió en Su hijo, nace de nuevo. Por ello, la aclaración de que no todos son hijos de Dios es necesaria. Si usted no tiene el Espíritu Santo dentro de sí, entonces usted aún no conoce a Dios porque quien nace de Su Espíritu, tiene Su carácter.

¿Pero por qué las personas no reciben el Espíritu Santo? Porque no se entregan de manera total a Dios. Mi consejo para usted es: no resista más. Olvídese de las religiones, costumbres y estereotipos. Quien es de Dios, tiene paz y a donde sea que vaya, infunde paz a las demás persona.