Mujer

Lunes, 26 de Febrero, 2018

" Yo quiero ser pastor"

Palabras del campeón de la NFL

 

Por Ana Odonel

En la Biblia vemos varios ejemplos de batallas que fueron vencidas por medio de la oración y de la relación sincera del pueblo con Dios. El rey Ezequías, de Judá, fue liberado de las amenazas del rey de Asiria, quien quería destruirlo (2 Reyes 18:21). El rey David recibió del Altísimo una estrategia para vencer a los filisteos (1 Crónicas 14). El rey Asa buscó la ayuda del Señor cuando estuvo ante el numeroso ejército etíope (2 Crónicas 14). Y hay muchos otros eventos relatados a detalle en el Texto Sagrado.

Según los jugadores y el personal técnico del equipo Philadelphia Eagles, fue esa comunión con el Señor que también les permitió vencer al equipo New England Patriots, durante el Super Bowl, el juego más importante de la temporada estadounidense de fútbol americano.

En el partido, el Philadelphia Eagles estaba en una gran desventaja con relación al New England Patriots, que era el favorito del campeonato y traía en su escalón nombres importantes del deporte. El técnico y los jugadores no eran famosos y las estadísticas del competidor eran muy superiores. Era un juego casi perdido.

Entonces, lo inesperado sucedió: el quipo Philadelphia Eagles venció 41-33.

Para la gloria de Dios

Cuando un reportero le preguntó al entrenador Doug Pederson acerca del motivo de la victoria, él respondió: “Solo puedo atribuir para mi Dios y Salvador Jesucristo por darme esa oportunidad.” Un mensaje que también fue repetido por los jugadores en las entrevistas. Según uno de ellos, la rutina del equipo involucra, además de las actividades relacionadas al deporte, la realización de estudios bíblicos tres veces por semana. Ellos también oran antes de cada juego.

No niegues tu fe

La Palabra de Dios dice:

“Porque no me avergüenzo del evangelio, porque es poder de Dios para salvación a todo aquel que cree; al judío primeramente, y también al griego.” Romanos 1:16

En el martes antes del Super Bowl, el jugador Nick Foles, elegido como el mejor jugador del partido, al preguntarle cuál sería su sueño, afirmó: “Yo quiero ser pastor. Quiero impactar el corazón de las personas.”

La función de los hijos de Dios es promover Sus enseñanzas en este mundo. En la Universal, por ejemplo, hay hombres y mujeres que voluntariamente van a los lugares más lejanos de la Tierra para transmitir este mensaje de Salvación.

Dios también te quiere usar como un medio por el cual Él puede alcanzar a los sufridos, los abatidos, los enfermos y aquellos que desean una transformación de vida promovida por el Señor Jesús. Por eso, no tengas vergüenza de tu fe y permite que Él actúe en tu vida para que bendiga a otras personas.