Obispo Gilberto

Martes, 29 de Mayo, 2018

Campaña de Israel

Tenga fuerza en la debilidad

 

‘‘…no mirando nosotros las cosas que se ven, sino las que no se ven; pues las cosas que se ven son temporales, pero las que no se ven son eternas’’. (2 Corintios 4:18).

Los problemas solo son fuertes cuando la persona es demasiado emotiva, ya que no suelen tomar decisiones firmes ni se aferran a la fe.

Sin embargo, el nacido del Espíritu vive la fe racional, cree para poder ver y jamás necesita ver para creer. Tiene la fe sólida, cimentada y fundamentada en la Palabra Divina. Ellos no se preocupan por la opinión ajena. Y si todos le abandonan a causa de su fe, se vuelve aún más fuerte.

De la debilidad, saca fuerzas y se aferra a las promesas.

Débil no son aquellos que tienen debilidades, sino aquellos que se entregan a las debilidades. El altar de Dios transforma al débil en fuerte y estas personas son verdaderos ejemplos:

Usted tiene la oportunidad de cambiar sus debilidades en fortalezas. Así podrá conquistar las promesas de Dios. Para mayor información, acérquese a una CCES (direcciones pág. 8) este domingo, principalmente a las 9:30 a. m.