Perú

Lunes, 30 de Julio, 2018

Videojuegos y ludopatía

Un problema creciente

 

La Organización Mundial de la Salud (OMS) incluyó en su manual de trastornos mentales a los videojuegos y a la ludopatía. Esto en respuesta a la preocupación de varios países que ven este problema creciente en su población.

En España, por ejemplo, según el doctor Mariano Choliz, docente de la Universidad de Valencia, muchas personas menores de 45 años que gustan de los juegos de azar, apuestan su casa, carro y todos sus ahorros. Se estima que en conjunto gastan 12 mil millones de euros al año.

En Perú, si bien los videojuegos y la ludopatía aún no constituyen un problema de salud pública, existen reportes que señalan que cada vez hay más gente enganchada con este tema. Uno de esos reportes es el de Cedro.

En los últimos 7 años, esta institución ha atendido a 459 personas (la mayoría varones) de diferentes partes del país con problemas de ludopatía y videojuegos. Mientras en 2012 atendió a 63 personas, entre enero del 2017 a mayo de este año, ese número se elevó a 108.

Del total de personas que llegaron a Cedro, el 80 % corresponde a las ciberadicciones, y el 20 % a los juegos de apuesta en casinos. La edad de los jugadores es de entre 12 y 19 años en su mayoría.

 

¿Abuso o adicción?

La OMS, al referirse a los videojuegos y a la ludopatía, habla de uso intensivo o uso problemático no de adicción, pues considera que la Internet en sí misma no tiene propiedades que la hagan dañina o peligrosa.

Según Milton Rojas, psicólogo de Cedro, no todas las personas que se dedican a jugar en línea o a apostar en los casinos, bingos, etc., desarrollan un déficit de control de impulsos.

“Los que lo desarrollan, que son entre un 8 % y 10 %, son los que tienen condiciones previas, como depresión, ansiedad generalizada, trastorno de déficit de atención, etc.”, asegura.

 

Prevención

Milton Rojas sostiene que hay que fortalecer el acercamiento del hijo con los padres, buscando que estos vean a los mismos como referentes y confidentes, a quienes puedan recurrir cuando necesiten ayuda.

Las autoridades por su parte deben mejorar los presupuestos para el trabajo de supervisión, control y capacitación. 

 

En los últimos 7 años, Cedro ha atendido a 459 personas con problemas de ludopatía y videojuegos.