Obispo Gilberto

Lunes, 03 de Setiembre, 2018

Mensaje de Fe y Salvación

Criterio y detalle

 

 

Según las referencias bibliográficas, la palabra “criterio” significa saber tomar una decisión en una determinada circunstancia. Cuando Jesús fue a la casa de Lázaro, porque él había resucitado, la única persona que llamó Su atención fue María.
Marta, la hermana de María, servía a Jesús en la cena. Lázaro, aparentemente el más bendecido de todos (había vuelto de la muerte ¡tremendo milagro!), estaba sentado a la mesa con Él, esperando ser servido. Aún más de lo que ya había sido.
Pero María tuvo un criterio diferente. Ella tomó su perfume de nardo puro de mucho precio y ungió los pies de Jesús. Aquel perfume representaba casi todo un año de trabajo y era solo usado en momentos especiales. Pero ella no solo hizo eso. En Juan 12:3 se lee que María enjugó los pies de Jesús con sus cabellos. ¿Puede ver el espíritu de humildad que tenía María? Ella usó lo más valioso que tenía y escandalizó a todos al mostrar sus cabellos. Solo para mostrar su amor a Jesús. Eso sí es hacer algo con detalles.
El detalle de María en sus actitudes hizo que Judas Iscariote preguntase: “¿Por qué ese perfume no fue vendido por trescientos denarios, y dado a los pobres?” Quien no es espiritual, no entiende las cosas espirituales. Eso es un hecho y el Señor Jesús no necesita nada de nosotros. La verdad es que nosotros necesitamos todo de Él.

Honrar a Dios es darle la atención que se merece, priorizarlo; no es ser un religioso que finge ser alguien en la iglesia y en su casa o trabajo, otro. Tenga criterio al momento de buscar a Dios y, sobre todo, préstele atención a los detalles. Solo así llamará Su atención.